Menú
¿Necesitas ayuda? trayma@trayma.com 965 916 929 Lunes a Viernes de 9.00-18.00h

Trabajar en una Agencia de Traducción e Interpretación

Mi experiencia en TRAYMA Traducciones

Ya casi hace tres meses que comencé mis prácticas de trabajo, y lo cierto es que mi opinión basada en la experiencia profesional en las prácticas es bastante extensa, ya que hemos aprendido muchas cosas relacionadas con las Agencias de Traducción y con el propio puesto de trabajo de traductor/revisor.

Empezar a traducir justo después de acabar la carrera es un lujo que no todos los recién graduados tienen la suerte de tener, y trabajar en una agencia tan conocida en pleno centro de Alicante hace que este lujo adquiera más valor. Además, esta agencia está especializada en la traducción jurídica, y todo estudiante del Máster de Traducción Institucional consideraría favorable adquirir experiencia en una empresa como ésta para posteriormente aplicar sus conocimientos al propio Máster. Es por ello que, desde el primer momento, me he sentido muy afortunada y a la vez muy ilusionada por dedicarme a lo que me gusta, que es la traducción.

Independientemente de todo esto, y en lo relativo al ambiente de trabajo, es muy cómodo poder trabajar con mujeres, cada una de ellas profesionales en su propio sector. Yolanda, la gestora de proyectos, me ha estado guiando desde el minuto cero para poder aprender a tratar con los clientes, entregar y recibir encargos, realizar la atención telefónica al cliente, etcétera. La Directora Verónica González, por su parte, es nuestra “guía” en las prácticas, pues de todos los encargos que realizamos, ella nos explica los aspectos en los que no hemos estado acertadas (tanto a la hora de traducir como de lidiar con los clientes), así como lo que hacemos bien. Esto resulta muy enriquecedor, pues tenemos a una orientadora con su experiencia profesional que nos ayuda a lidiar con la vida real en la traducción, que poco tiene que ver con lo que se muestra durante la carrera. Además, Verónica también nos da la oportunidad de ir de acompañantes en el momento en el que tiene que realizar una interpretación, lo cual resulta también interesante para conocer esta esfera.

En cuanto a los encargos, los que se realizan en esta agencia no son únicamente jurídicos. Muchas de las traducciones son juradas, y en estos 3 meses, he adquirido más experiencia en traducción jurada que en toda la carrera. Además, puedo observar mucho más de cerca cada uno de los errores que cometo. En traducción jurada hay determinados aspectos a tener en cuenta que tampoco se enseñan en la carrera, y gracias a Verónica, hemos tenido la suerte de conocerlos. De este modo, hemos tenido un primer contacto muy intenso con la traducción jurada, que es la que ocupa un gran porcentaje del mercado actual en traducción. También se reciben encargos de traducción comercial, técnica, jurídficas, turismo, web, etc. Textos que permiten profundizar en traducciones que hemos trabajado poco en la carrera. 

Una de las tareas dignas de mención es la revisión de textos ya traducidos por otros traductores que trabajan con la empresa. Esta práctica nos ha hecho darnos cuenta de lo fundamental que es esta fase del proceso, pues sin ella, un texto no estaría listo para ser entregado al cliente. Un traductor autónomo que no trabajase con una agencia obviaría por completo este paso del proceso de traducción, y a causa de esto, podría perder clientes.

En definitiva, el cometer y detectar errores en los encargos de traducción (o en las revisiones)  es quizás lo mejor que puede hacer un estudiante en prácticas, pues aprende del propio error gracias a la involucración de Verónica que nos explica donde esta el error y nos asesora para mejorar nuestras tarducciones. En poco tiempo tengo la sensación de haber aprendido muchísimo, y no son pocas las veces que he comentado a mis compañeros lo afortunada que soy por seguir formándome en lo que me gusta.

El ambiente de trabajo es muy cordial, y hace que el propio estudiante en prácticas se sienta cómodo. Verónica se preocupa por nuestro bienestar, y es muy flexible en el tema horarios. En algunas ocasiones se puede apreciar el estrés en la oficina debido a la cantidad de trabajo que se recibe. No obstante, en el momento en el que uno de los empleados tenga un problema, todas intentan aportar soluciones y ayudar.

A modo de conclusión me gustaría resumir los aspectos que más me agradan de estas prácticas, y estos son el ambiente de trabajo, el tipo de textos que se trabajan, el horario, y su localización en Alicante. Estos aspectos hacen que esta empresa sea el puesto ideal solicitado por muchos estudiantes de Traducción e Interpretación en Alicante.

Quizás la Universidad de Alicante deba cambiar el plan de estudios para adaptarse un poco mejor al perfil del estudiante, de modo que le pueda ofrecer el realizar 6 meses de prácticas profesionales en el sector de la traducción, y no solo en la docencia, como es el caso. De este modo, el propio estudiante podría, quizás, tener la opción de quedarse en la empresa o salir al mercado laboral con más formación, ya que gran parte de las empresas solicitan un mínimo de experiencia.

La experiencia profesional de traductor/revisor que adquiere un estudiante en prácticas en una de las mejores agencias de traducción en Alicante es, sin duda, una suerte que por desgracia no tienen todos los estudiantes ni graduados de la carrera, y por ello queremos exprimir al máximo esta experiencia y disfrutar de ella. Es una inmersión profesional completa, pues te dan la opción de aprender de todos los aspectos relativos a las agencias de traducción ypoder enfrentarte al mundo laboral.

                                                                   Najwa Ghafour. Estudiante Master Traducción Institucional. Universidad de Alicante. 

Escribe un comentario

Hay 0 comentarios