Menú
¿Necesitas ayuda? trayma@trayma.com 965 916 929 Lunes a Viernes de 9.00-18.00h
Traducción Jurada

Traducción Jurada

¿Qué es una traducción jurada?

 Una traducción jurada (también llamada oficial porque así la reconocen las autoridades y organismos oficiales) es una versión documental íntegra y fiel del texto original realizada por un traductor autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español (el cual está autorizado únicamente para traducir documentos entre un idioma extranjero y el español). Dicha traducción se entrega al cliente en formato papel (nunca por correo electrónico) al llevar necesariamente la firma y el sello del traductor autorizado.

¿Quién puede realizar una traducción jurada?

Una traducción jurada no la puede realizar cualquier traductor por mucho que domine un idioma. El traductor jurado, es aquel traductor que además de poseer un buen conocimiento del idioma al que traduce, además de conocer los ordenamientos jurídicos y administrativos y los sistemas legales de los dos idiomas con los que trabaja, actúa como fedatario público y su nombramiento es expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores en España. Asume plenamente la responsabilidad del texto traducido por lo que suelen ser traducciones algo más costosas que las normales y es importante señalar que traduce tanto al idioma nativo como al extranjero, es lo que se conoce como traducciones directas (al español) e inversas (al inglés, francés, alemán, italiano, etc.).

El traductor jurado también se llama intérprete jurado porque actúa a nivel oral, es decir, tiene competencias para traducir (interpretar) en comisarías, juzgados, notarías, etc. siempre con la garantía que respalda la posesión del carnet de traductor jurado.

 ¿Cuándo es necesaria una traducción jurada?

 Cuando se realizan trámites ante ciertos organismos oficiales (ministerios, universidades, juzgados,..) y los documentos a presentar están escritos en otro idioma. Dichos organismos requieren que la traducción de esos documentos sea realizada por un traductor jurado para que tenga validez legal. Las traducciones más demandadas en este sentido están relacionadas con la traducción de

 1.- Documentación Administrativa: Certificados de penales, matrimonio, defunción, nacimiento, padrón, seguros sociales, nóminas, rentas, extractos bancarios, certificados laborales, etc.

 2.- Documentación Mercantil: inscripciones en el Registro Mercantil, contratos, actas de constitución de sociedades, estatutos sociales, demandas, escritos, etc.

 3.- Documentación Académica: títulos y expedientes académicos (Primaria, Secundaria, Bachiller, Universidad), tasas de matrícula, etc.

 4.- Documentación Notarial: escrituras, poderes notariales, acuerdos varios, testamentos, escritos en general, etc.

 5.- Documentación Judicial: Sentencias, resoluciones, veredictos, denuncias, informes periciales, laudos arbitrales, etc.

6.- Documentación relativa a propiedad industrial y/o intelectual: (solicitudes y concesiones de:) marcas, patentes, diseños, derechos de autor, productos semiconductores, variedades vegetales, denominaciones de origen, indicaciones geográficas, valoración de intangibles, informes de búsqueda de antecedentes, modelos de utilidad, escritos de oposición, contratos de distribución de marca, etc.

 

Las traducciones juradas, traducciones oficiales firmadas y selladas por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, tienen valor oficial según establece el Real Decreto 2555/1977.